CONTIENE MELISA Y CRATAEGUS

El crataegus y la melisa están indicadas para reducir el estrés, las náuseas, la neuralgia y para apaciguar los estados de angustia y ansiedad.

MELISA: La melisa se usa para tratar la ansiedad con somatización que afecta al sistema gastrointestinal. Por su acción antiespasmódica, antiinflamatoria y carminativa está indicada en caso de dolor menstrual, neuralgia, trastornos digestivos, náuseas, flatulencia, calambres abdominales y colitis. Esta planta también se utiliza en el tratamiento de dolores de cabeza causados por tensión nerviosa, gracias a la presencia de aceite esencial (0,5 %) que ejerce un efecto calmante en el sistema nervioso y relajante en el sistema muscular. Su uso está especialmente indicado para cuadros de irritabilidad general, insomnio causado por cansancio excesivo, nerviosismo, síndrome premenstrual y taquicardia funcional. El extracto de hojas frescas de bálsamo de limón ejerce una actividad antiviral, gracias a la presencia de ácidos polifenólicos y polisacáridos, como contra el herpes simple.

CRATAEGUS: Se denomina «valeriana del corazón», ya que es un tónico excelente que estimula la función cardíaca: dilata las arterias coronarias, lo cual mejora el flujo sanguíneo, corrige arritmias y reduce los niveles de colesterol. También se utiliza para sofocar la inquietud, la sensación de angustia y opresión. Su buena tolerabilidad y la ausencia de efecto adictivo hacen que el espino albar sea especialmente adecuado para el tratamiento profiláctico a largo plazo, tanto en personas de edad media (en los primeros signos de enfermedad coronaria) como de edad avanzada, como coadyuvante en el tratamiento de cardiopatías degenerativas, para las que se introdujo la definición de «corazón senil» de forma poco rigurosa.