CONTIENE GINSENG Y RHODIOLA

El ginseng y la rhodiola están indicados para mejorar la capacidad física, mental y sexual, y para reducir las ansias de comer.

GINSENG: La planta de ginseng, ya conocida por sus propiedades tonificantes, también favorece la capacidad del organismo para adaptarse al estrés, pues fortalece los sistemas inmunológico, endocrino y nervioso, además de mejorar las capacidades físicas y mentales. Considerado habitualmente un afrodisíaco, sobre todo para los hombres, el ginseng estimula el deseo y la función sexual. Esta virtud parece estar relacionada con la capacidadde aumentar la liberación de óxido nítrico de las células endoteliales de los cuerpos cavernosos del órgano genital masculino, cuya consecuente vasodilatación permitiría obtener una erección más fuerte. De este modo, el ginseng actúa sobre todos los sistemas del organismo debido a su capacidad para aumentar temporalmente la función y la actividad de forma rápida, con la consiguiente mejora de los reflejos, la aceleración de la respuesta nerviosa, la reducción de la fatiga mental, así como la mejora de la resistencia física.

RHODIOLA: La rhodiola tiene un efecto estimulante sobre el sistema hormonal femenino, de hecho está indicada en casos de amenorrea y se considera que mejora considerablemente la fertilidad, mientras que en el sistema masculino mejora la funcionalidad y la capacidad sexual en un 70 % de los hombres que padecen disfunción eréctil o eyaculación precoz. En Siberia, se aconseja la rhodiola como afrodisíaco para quienes sufren trastornos sexuales. La planta tiene propiedades adelgazantes, ya que estimula algunas lipasas capaces de acelerar la liberación de la grasa de los tejidos de depósito (lipólisis) para transformarla en grasa marrón, de modo que pueda sintetizarse fácilmente, es decir, "se quema" para producir energía. Además, la rhodiola puede aumentar los niveles de serotonina en el sistema nervioso central, una hormona capaz de eliminar el deseo obsesivo de hidratos de carbono, pues actúa como sedante y reduce notablemente las ansias de comer.